Los 5 beneficios del ajo según la ciencia

0
100
beneficios del ajo

En Ser Positivo ya te hemos hablado de diferentes alimentos y sus propiedades, hoy nos toca hablarte sobre los beneficios del ajo. Si te interesa alimentarte de forma sana sigue leyendo, seguro que te sorprenderá lo que descubrirás hoy.

¿Qué beneficios tiene el ajo en la alimentación?

Se han dicho muchas cosas sobre muchos alimentos a lo largo de los años en miles y miles de artículos, pero cuando te pones a buscar la veracidad de esta información no siempre la encuentras… y descubres que mucho de lo que te venden como superalimentos no son más que leyendas urbanas o creencias.

Por eso mismo, el enfoque de este artículo es distinto

En agosto de 2019 salió una investigación en la revista Food Science and Nutrition en la que se revisaron y contrastaron diversos estudios que hablaban sobre las propiedades del ajo. Dado que esta afirmación es algo relativamente reciente, la cultura popular de momento no es totalmente consciente de esto, o al menos no podíamos confirmar muchas de las cosas sin tener serias dudas.

Reduce el riesgo de cáncer

Sé que es un tema delicado, y hablar de cáncer es entrar en un jardín cuando se habla de alimentación, pero se ha demostrado que el ajo, igual que la cebolla, la cebolleta y el puerro reducen el riesgo de cáncer de estómago en un 50%.

Por otro lado, consumir ajo también ayuda con otros tipos de cáncer, como el de laringe o esófago. También reduce el número de pólipos que puedan generarse en el colon, en un 12% aproximadamente, y reduce el riesgo de cáncer de próstata en un 23%.

Prevención de enfermedades cardiovasculares

Dado que el ajo mejora la descalcificación de los vasos sanguíneos, su consumo es perfecto para combatir la calcificación (arteriosclerosis), y por tanto es un gran previsor.

beneficios del ajo

Mejora la presión arterial

¿Tienes problemas de presión arterial? El ajo también puede ayudarte, sobre todo el envejecido (ajo remojado en alcohol de entre 15 y 20 % de concentración durante 20 meses). Reduce los síntomas de la hipertensión y esto es algo que se agradece.

El ajo envejecido (no el crudo) también es capaz de hacer que la sangre fluya mejor. Esto no significa que pueda evitar hemorragias internas, pero en algunos casos puede resultar útil.

Esto se debe a que el ajo aumenta la cantidad de ácido nítrico que produce el cuerpo, componente que diluye mejor la sangre. Por supuesto, esta es también una de las causas por las que el ajo mejora la presión arterial.

Rebaja las inflamaciones

El ajo tiene muy buenas propiedades para reducir los síntomas de las inflamaciones. Según los estudios, el ajo reduce la PCR, una proteína que indica el nivel de inflamación en el organismo.

De hecho, si tomas extracto de ajo envejecido rebajarás la inflamación de las encías y el sangrado, mejorando la salud de tu boca.

Combate la diabetes

Aunque parezca mentira para algunos, el ajo también ayuda a reducir el azúcar en sangre estando en ayunas. Este efecto se consigue a largo plazo, después de estar bastante tiempo tomando ajo de forma regular.

En parte, gracias también a sus efectos ya descritos en la tensión arterial, los investigadores y expertos lo recomiendan como un candidato ideal en cualquier plato para un diabético.

Por supuesto, por internet encontrarás muchas más ventajas o beneficios del ajo en la alimentación. Al fin y al cabo, en el ajo (tan poca cosa que parece) hay más de 2000 componentes activos, pero esto que te acabo de contar es aquellos que recientemente se ha podido demostrar y por tanto son los beneficios que más en serio deberías tomarte.

propiedades del ajo

¿Qué pasa si como ajos todos los días?

Si consumes al menos entre 1 y 2 g de ajo durante 12 semanas y no alteras tu alimentación (obviamente), disminuirá tu colesterol malo de forma significativa. También obtendrás todos los demás beneficios de los que te hablábamos:

  • Reducción de riesgo de algunos tipos de cáncer.
  • Menor probabilidad de tener enfermedades cardiovasculares.
  • Bajarás tu presión arterial.
  • Tu sangre fluirá mejor.
  • Tendrás inflamaciones menos intensas.
  • Reduce el azúcar en sangre en los diabéticos.

Por tanto, si tienes cualquier problema de salud, como el exceso de colesterol, o te ves obligado a hacer alguna dieta en la que tienes que contar calorías y controlar tu ingesta diaria de alimentos, el ajo puede ayudarte a mejorar la calidad de tu nutrición y por tanto mejorar tu estado de salud.

¡Tu salud siempre es lo primero, y lo que comes influye mucho más de lo que crees!

Pero… ¿Este alimento puede representar algún problema si se consume a largo plazo?, ¿qué efectos secundarios podría tener?

¿Qué daños puede causar el ajo?

A menos que tengas alergia, el ajo no tiene toxicidad. Lo único que puede ocurrirte por comer demasiado ajo suelen tener una intensidad muy leve, y tienen poco o, mejor dicho, nada que ver con la salud:

  • Mal aliento
  • Mal olor corporal

Si consumes un gran exceso de ajo y eres alguien especialmente sensible podrías tener alguno de estos síntomas:

  • Dolor abdominal
  • Flatulencias
  • Sensación de saciedad
  • Náuseas

Por otro lado, hay casos en los que algunas personas presentan alergia al ajo, por lo que no es algo tan raro. Como es natural, cuando se tiene alergia ocurre sobre todo la irritación de la piel o una reacción alérgica por ingestión.

También, por lo irritante que es, el ajo puede llegar a provocar problemas cuando entra en contacto con la piel durante muchas horas (6-18 horas) llegando a manifestar quemaduras o incluso necrosis cutánea.

propiedades del ajo

¿Qué enfermedades puede curar el ajo?

Hemos hablado sobre sus propiedades y beneficios contrastados por la ciencia, ¿pero sabías que el ajo se ha usado tradicionalmente para ayudar a tratar algunas enfermedades? Estos son algunos de los datos históricos más importantes:

  • Hipócrates, considerado unos de los padres de la medicina occidental, usaba el ajo para curar un montón de enfermedades, como los problemas respiratorios, la mala digestión o la fatiga.
  • Los atletas olímpicos de la antigua Grecia usaban el ajo para mejorar su rendimiento durante las pruebas deportivas.
  • En Asia, el ajo se ha usado tradicionalmente como un recurso para tratar diferentes problemas de salud, como la hipertensión, la tuberculosis, la disentería, el reumatismo, entre otros muchos problemas más.

Lo más alucinante de todo esto, es que el ajo siempre ha sido un alimento que ha ayudado a solventar problemas de salud. Si hasta ahora no lo utilizabas en tus platos, te recomiendo encarecidamente que lo hagas, ¡no te arrepentirás!

¿Qué te parecen todas las propiedades y beneficios que tiene el ajo? ¡Parece mentira que la naturaleza nos haya obsequiado con semejante maravilla! Aprovéchate de tus propiedades consumiendo ajo siempre que puedas en tus menús diarios.