7 beneficios del tomate y cómo disfrutarlo al máximo

0
11
tomates

Son muchos los beneficios del tomate, y por eso si no lo incluyes en tu dieta estás cometiendo un grave error. En este artículo te volverás un fan del tomate como yo y hasta puede que te convenza para que plantes los tuyos en casa. ¡Vamos allá!

Antioxidante

¿Por qué será que cada vez que como tomate me siento bien? Tal vez esta sea la razón principal…

La propiedad que más suele destacar del tomate es su poder antioxidante, y lo cierto es que no es nada despreciable. Tiene muchas vitaminas A, C y E además de minerales con esa capacidad, pero lo que más destaca es el licopeno, el pigmento responsable de su bonito y llamativo color, pero que también le da esta propiedad.

Además del licopeno también tienes el selenio, una de las estrellas en micronutrientes antioxidantes.

Gracias al poder antioxidante, el tomate es capaz de proteger tus células del estrés oxidativo que provocan los radicales libres. En otras palabras: el tomate te protege del envejecimiento provocado por el estrés y varias posibles enfermedades.

Protector de problemas cardiovasculares

Debido precisamente a su poder antioxidante, entre otras cosas, los tomates son capaces de evitar el estrés que suele estar relacionado con las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión. Por tanto, además de otras recomendaciones de alimentos para la tensión, el tomate es un ingrediente indispensable.

Evita que pierdas visión

¡Como lo lees! La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado al tomate como uno de los mejores aliados para proteger la vista de infecciones oculares y retrasar el desgaste de la visión. Esto se debe a múltiples factores:

  • Alto contenido de vitamina A.
  • Leteína y zeaxantina, que son nutrientes presentes en el tomate y actúan como protectores contra la oxidación que la luz puede provocar en el ojo (sobre todo en la mácula y el cristalino).

Bueno para tu circulación

El alto contenido en hierro que está en el tomate lo convierte en un gran potenciador de la sangre y la vitamina K, también presente, regula la coagulación.

No te lo he dicho antes, pero el licopeno además de ser antioxidante, también permite reducir niveles de colesterol malo, cosa que es muy importante.

Blindaje anti-cáncer

Suelo tener mucho cuidado cuando se trata de hablar sobre el cáncer, la famosa enfermedad a la que siempre se llega cuando buscas cualquier cosa por internet. Sin embargo, parece que hay evidencia suficiente como para poder afirmar que el poder antioxidante de la tomatina y el licopeno tienen el potencial de evitar cánceres de próstata, pulmón y digestivos.

En otras palabras, lo que se vio en varios estudios alrededor de EEUU e Italia es que el extracto de tomate consumido al natural puede llegar a ayudar a prevenir y tratar el cáncer de estómago. Por supuesto, no sería sustitutivo de ninguna terapia ni mucho menos, pero, ¿cómo te quedas?

Alto contenido en fibra

Podríamos incluir el tomate en una dieta detox, ya que lleva muchísima fibra (sobre todo en la piel) y eso es muy bueno para el tránsito intestinal, regulándolo y evitando que se desarrollen problemas relacionados, como el estreñimiento o la gastrointeritis.

En otras situaciones, si en una comida pesada incluyes un poco de tomate es bastante seguro que te ayudará a digerirlo todo mucho mejor, o como mínimo hará de protector frente a estos problemas.

El gazpacho, un alimento muy típico en mi tierra, tiene precisamente todas estas propiedades y está siempre acompañado de mucha agua, que también es bueno ¡pruébalo y verás qué rico!

Cuida de tu belleza

Podría parecerte que voy a hablarte de cortar unas rodajas de tomate y colocártelas por toda la cara para hacer alguna especie de tratamiento de belleza secreto, ¡pero no! Lo cierto es que las propiedades antioxidantes del tomate pueden hacer mucho más por ti que alargar tu longevidad.

Concretamente, las vitaminas A y C, de las cuales un tomate tiene grandes cantidades, dan mucha luz a tu piel y protegen tus encías.

Además, ahora sí, puedes usar el tomate para crearte una mascarilla para aplicar en tu pelo y cuero cabelludo. Parece mentira, pero en parte gracias a su contenido de biotina te ayudará a frenar la caída prematura de pelo y a combatir problemas dermatológicos como la caspa, la dermatitis seborreica o la psoriasis. No bromeo, aquí tienes un vídeo:

¡Añade más tomate a tu vida!

Si después de leer este artículo te has quedado con ganas de empezar a usar más el tomate en tus recetas para aprovechar todas las propiedades que este fruto te puede dar, te animo a intentarlo.

Algo que puede serte muy útil y barato para tener más tomates casi siempre disponibles para cocinarlos es tener tu propio huerto en casa y cultivar tomates. Yo pienso empezar a hacerlo, ya que pienso que si algo te hace sentir bien tienes que seguir comiéndotelo, porque al fin y al cabo tu cuerpo lo agradece y lo necesita, ¡y no hay nada más natural y sabroso que un buen tomate recién recogido de tu propio huerto!

Aquí te dejo un vídeo para saber cómo hacer todo el proceso completo, tengas un huerto en el campo o en tu balcón:

Una vez tengas tus propios tomates, te morirás de ganas por hacer tus propias recetas. Aquí te comparto algunas que pueden gustar mucho en casa porque aprovechan todo el intenso gusto del tomate de huerta natural (y no el que solemos comprar en el supermercado):

Estos han sido todos los beneficios del tomate y las maneras que tienes de beneficiarte de sus propiedades. ¡Disfrútalo en tu hogar y aprovecha todo el poder antioxidante que te puede aportar la naturaleza!