Me encantan los brownies, lo reconozco, y seguro que si tú estás aquí también eres “culpable”. No te preocupes, estamos en confianza y aquí encontrarás las mejores recetas que conozco.

Este es el primer postre que me atreví a hacer siguiendo una receta, y la verdad es que me encantó el resultado (sí, a la primera…)

¿Qué es un brownie?

Por si has vivido hasta ahora debajo de unas rocas y no sabes a qué me refiero cuando digo brownie, no me refiero a Brownie Spain, la marca de ropa para adolescentes en España, sino al bizcocho de chocolate pequeño muy denso que recibe su nombre debido a su origen en EEUU.

Su nombre viene de su color: el marrón (brown). Si algo caracteriza a este pastelito es una gran cantidad de chocolate, algo que te encantará si eres tan chocolatero como yo (aunque yo, la verdad, estoy dejando el chocolate por razones de salud que no discutiremos hoy).

Por supuesto, el brownie suele comerse como un postre, calentito junto con algún helado, o acompañando infusiones y tés en una merienda.

8 beneficios del brownie

Aunque un brownie no sea la comida ideal para comer después del gym, sí que aporta muchos beneficios sobre todo a nivel mental, como casi cualquier postre rico y sabroso que te encante y que contenga tanto chocolate negro:

  • Reduce el hambre, ya que sacia mucho, aunque tiene muchas calorías.
  • Ayuda a combatir el estrés, ya que reduce el cortisol en el cuerpo.
  • Es un gran antioxidante.
  • Rico en flavonoides, lo que se traduce en ser un alimento bueno para hipertensos.
  • Mejora la memoria.
  • Aumenta el hierro en sangre.
  • Eleva los ánimos cuando más lo necesitas.
  • Contiene mucho magnesio, que ya sabes va bien para las lesiones y calambres en las piernas.

Mi recomendación es que mantengas tus recetas con chocolate negro, o de alta concentración de cacao, y reduzcas al máximo el uso del azúcar. Al menos, eso te recomiendo hacer si quieres cuidar de tu salud mientras disfrutas de este postre (en otras situaciones, puedes darte algún capricho, si quieres, pero de manera muy casual).

un brownie en un plato

Recetas para hacer brownies con las que te chuparás los dedos

Teniendo en cuenta mis advertencias, aquí tienes todo tipo de recetas para que disfrutes de este postre. Te animo a guardarte esta página en tus favoritos y probar distintas recetas en diferentes momentos, ¡ya me dirás cuál te gusta más!

Brownie clásico

Dicen que la receta americana es la buena, y por eso aquí mismo te la traigo.

Necesitarás lo siguiente:

  • 200 gramos de chocolate negro
  • 110 gramos de mantequilla
  • 4 huevos
  • 120 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 85 gramos de harina
  • Bicarbonato
  • Nueces
  • Pepitas de chocolate

Para prepararlo, sigue estos pasos:

  1. En un recipiente apto para microondas, añade el chocolate y la mantequilla. Calienta a temperatura media hasta que ambos ingredientes se derritan y luego mézclalos bien.
  2. En otro bol, bate los 4 huevos y añade el azúcar.
  3. Incorpora a esta mezcla la harina y una cucharadita de bicarbonato. Revuelve bien para combinar.
  4. Agrega el chocolate derretido con la mantequilla a la mezcla de huevo y azúcar. Añade también la esencia de vainilla y continúa mezclando hasta obtener una masa homogénea.
  5. Añade las nueces y las pepitas de chocolate a la masa y revuelve bien.
  6. Prepara un recipiente para hornear untándolo con un poco de mantequilla y espolvoreándolo con harina para evitar que el brownie se pegue.
  7. Vierte la masa en el recipiente preparado. Puedes agregar unas pepitas de chocolate y nueces adicionales por encima (opcional). Hornea durante 30-35 minutos a 180 grados Celsius.

Brownie de chocolate blanco

Yo no soy de esos, pero hay muchas personas a las que les gusta más el chocolate blanco. Esto va por ellos:

Prepara los ingredientes

  • 200 gramos de chocolate blanco
  • 110 gramos de mantequilla
  • 120 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 85 gramos de harina
  • Bicarbonato
  • Nueces o almendras (opcional)
  • Pepitas de chocolate blanco

Los pasos son muy similares al resto de recetas:

  1. Precalienta tu horno a 180°C. Prepara un molde para horno, untándolo con mantequilla y harina.
  2. En un recipiente apto para microondas, combina el chocolate blanco y la mantequilla. Caliéntalos hasta que estén completamente derretidos y bien combinados.
  3. En un tazón grande, bate los huevos y el azúcar. Añade la vainilla.
  4. Agrega el chocolate derretido a la mezcla de huevo y azúcar. Luego, incorpora la harina y una pizca de bicarbonato. Revuelve bien.
  5. Si deseas, puedes añadir nueces o almendras a la mezcla en este punto.
  6. Vierte la mezcla en tu molde preparado y espolvorea con pepitas de chocolate blanco.
  7. Hornea durante 30-35 minutos. Deja enfriar antes de cortar y servir.

Brownie en taza

Si quieres un brownie rápido para merendar esta tarde, esta receta te va a encantar. Lo tendrás en menos de 5 minutos.

Usa los ingredientes:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1/4 de cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 1 yema de huevo
  • 4 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 2 cucharadas de chispas de chocolate

Sigue estos pasos:

  1. En una taza apta para microondas, derrite la mantequilla en el microondas durante unos 30-40 segundos.
  2. Añade el azúcar, el azúcar moreno, la vainilla y la sal a la taza y mezcla bien.
  3. Agrega la yema de huevo y mezcla bien hasta que esté completamente incorporada.
  4. Agrega la harina y el cacao en polvo a la taza y mezcla bien hasta que la mezcla esté suave.
  5. Añade las chispas de chocolate y mezcla una vez más.
  6. Cocina la mezcla en el microondas durante unos 60-90 segundos o hasta que el brownie esté cocido a tu gusto.

Brownie vegano

Es posible hacerse un postre rico sin hacer daño a ningún animal. Muestra de ello es esta receta vegana.

Usa esto:

  • 200 gramos de chocolate oscuro vegano, si quieres.
  • 85 gramos de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 120 gramos de azúcar
  • 4 cucharadas de puré de manzana (reemplaza a los huevos)
  • 110 gramos de mantequilla vegana
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Nueces y pepitas de chocolate (opcional)

Ahora viene el momento de la verdad:

  1. Precalienta el horno a 180°C y prepara tu molde con papel de hornear.
  2. Derrite el chocolate oscuro y la mantequilla en un recipiente para microondas. Mezcla hasta que estén bien combinados.
  3. En un tazón grande, mezcla el puré de manzana y el azúcar. Agrega la vainilla y mezcla bien.
  4. Agrega el chocolate derretido a la mezcla y remueve.
  5. Incorpora la harina y el bicarbonato a la mezcla y revuelve hasta que esté suave.
  6. Si lo deseas, añade nueces y pepitas de chocolate a la mezcla en este punto.
  7. Vierte la mezcla en el molde y hornea durante 25-30 minutos o hasta que esté cocido al gusto. Deja enfriar antes de cortar y servir.

Libro con más recetas para hacer tu brownie

Si quieres conocer muchas más recetas, te recomiendo comprarte este libro donde tendrás muchas más ideas y diversión:

EL LIBRO DE RECETAS DE BROWNIE DEFINITIVO: LA MAS DELICIOSA Y CHOCOLATEY (Spanish Edition)
  • Amazon Kindle Edition
  • GARNER, LAUREL (Author)
  • Spanish (Publication Language)
  • 67 Pages – 04/10/2023 (Publication Date)

Variantes del brownie

Existen muchos variantes del brownie, que reciben otros nombres. La mayoría de ellos están presentes en la rica gastronomía latina:

  1. Blondie: A menudo descrito como un “brownie rubio”, el Blondie reemplaza el chocolate oscuro por la vainilla y el azúcar moreno para lograr una barrita suave y rica en matices de sabor. La textura es similar a la de un brownie tradicional, pero su sabor es más parecido al de una galleta de azúcar moreno con un toque de vainilla. A veces, los Blondies se realzan con trozos de chocolate blanco, nueces o coco para añadir textura y sabor.
  2. Rawnie: Este es un tipo de brownie crudo que se hace generalmente con una base de dátiles y nueces, junto con cacao en polvo o chocolate oscuro. Como su nombre indica, estos brownies no se cocinan, sino que se mezclan y luego se enfrían hasta que estén firmes. Son una alternativa popular para aquellos que siguen una dieta crudivegana o para cualquiera que busque un postre más saludable sin renunciar al sabor a chocolate.
  3. Brownie Azteca o Mexicano: Este brownie lleva el chocolate a un nuevo nivel al incorporar elementos tradicionales de la cocina mexicana. El chocolate mexicano, que ya contiene canela, se utiliza para dar un sabor distintivo. También se infunde la mantequilla con ají para dar un sutil toque picante. A menudo, el brownie se complementa con más ají o jalapeños finamente picados para intensificar el calor. Para equilibrar el picante, se suele servir con frutas rojas y una crema batida aromatizada con canela.
  4. Negro en Camisa: Esta es una especialidad venezolana que consiste en un brownie cubierto con una capa de crema blanca o marfil muy claro, de ahí el nombre “Negro en Camisa”. El contraste de colores es impresionante, pero lo que realmente destaca es la combinación de sabores. El rico y denso brownie se equilibra con la crema suave, creando un postre verdaderamente indulgente.

El mundo de los brownies, como ves, es algo que no te lo acabas nunca. Me parece que voy a tener que volver a hacer de las mías con estas recetas en casa. Tienen que estar todos

Ultima actualizacion en 2024-02-25 / Este artículo contiene enlaces de afiliados.