4 mitos sobre los carbohidratos

0
23
mitos sobre los carbohidratos

¿Sabes cuáles son los mitos sobre los carbohidratos que circulan hoy en día por internet y cuál es la respuesta correcta? Hoy he consultado a varios expertos para traerte un artículo en el que desmentimos algunas de las creencias más arraigadas en nuestra forma de ver las dietas y la comida.

Los carbohidratos engordan

Sí y no. Este es el mito número 1, y que sale en la mayoría de motores de búsqueda cuando buscas creencias sobre este macronutriente. La realidad es más compleja, y es que el carbohidrato puede ser bueno para tu salud, pero hay matices. En primer lugar, existen dos tipos de carbohidratos:

  • Carbohidratos simples: Tienen muy pocas vitaminas, minerales y fibras. Algunos productos que tienen este tipo de carbohidratos son las galletas o los caramelos. Comida basura, vaya.
  • Carbohidratos complejos: Tienen muchos nutrientes buenos para la salud. Puedes encontrar estos carbohidratos en el pan integral o la fruta. La mayoría es comida casi indispensable en un menú.

Como seguramente ya habrás deducido, los carbohidratos simples son los que debes evitar y los complejos son los que deberías seguir comiendo en tu menú.

Al final, el tema de engordar, igual que discutimos por encima en el artículo sobre si la sal engorda o no, corresponde a la importancia de valorar más la calidad que la cantidad de lo que comes.

Parte de esto también se comenta en el artículo sobre el movimiento real food. Está claro que los carbohidratos complejos existen en los alimentos que encontramos en nuestra naturaleza (como las frutas) por alguna razón. Sin embargo, nunca galletas o caramelos colgando de un árbol (a menos, claro, que no seas un personaje del cuento Hansel y Gretel).

Está bien coger la naturaleza como ejemplo en estas cosas, porque tu cuerpo está adaptado a lo natural

Por supuesto, no te encontrarás tampoco otros alimentos con carbohidratos complejos (como el pan integral) colgados de un árbol… pero son mucho más salvajes, más naturales.

mitos sobre los hidratos de carbono

Al meter todos los carbohidratos en una sola cesta es normal que digamos que no hay que comer carbohidratos, pero ya has visto que la realidad es más compleja y menos evidente de lo que pensábamos.

Estos son algunos de los alimentos con carbohidratos complejos, que más se recomienda comer:

  • Avena
  • Arroz integral
  • Boniatos
  • Patatas
  • Pan integral
  • Quinoa
  • Lentejas
  • Pasta integral
  • Cuscús
  • Guisantes
  • Copos de maíz
  • Calabaza

¿Te parece que alguno de estos alimentos sea malo para la salud? A mí tampoco

La próxima vez que alguien, en cualquier dieta, te diga que elimines los carbohidratos, recuerda esto que te acabo de explicar. Conociendo la realidad y la diferencia entre carbohidratos simples y complejos, creo que empezarás a distinguir mejor entre verdad y mito. Mitos como el siguiente son un buen ejemplo:

mitos sobre los carbohidratos

No se puede consumir carbohidratos por la noche

¡No habré oído yo veces este dicho! La realidad me ha sorprendido bastante, porque yo también lo creía. Hay quien incluso pone un horario límite, como las 6 de la tarde ¿Qué pasa aquí, somos Gremlins o qué?

La realidad es que han ido desarrollándose creencias alrededor de los carbohidratos y derivados por culpa de la generalización. La verdad es que nunca deberías comer en exceso por la noche, se trate o no de carbohidratos.

De hecho, lo que sí es cierto es que si comes mucha comida por la noche y te vas medio empachado a dormir tendrás una calidad de sueño mucho peor que si hubieras comido más ligero.

En algunos estudios también se ha visto relación entre aquellos que comen mucho por la noche y el hábito de comer alimentos altos en calorías (normalmente, eso es comida basura).

Lo curioso es que al no dormir bien, la persona tendrá antojos nocivos al día siguiente. Esto significa seguir comiendo comida basura por la mañana y al mediodía, para tratar de auto-estimularse y soportar mejor el día (lo que se puede llamar comida emocional).

De verdad, si sueles tener hambre y engullir cosas después de cenar o tiendes a cenar alimentos de difícil digestión… ¡Para, por Dios! Hazlo por tu cuerpo y empieza a cenar más ligero.

Si tienes antojos por la noche (me pasa a veces) al menos cómete algo más sano, como un yogur bajo en grasas o un platito de verdura. Yo intento hacerlo, y la verdad es que duermo mucho mejor así.

mitos sobre las frutas

En las dietas hay que prohibir las frutas ricas en carbohidratos

Adivina qué, también es falso. Si alguien te dice que quedan prohibidos los plátanos o las uvas está equivocándose por completo.

Te recuerdo que las frutas, aunque algunas sean más ricas en carbohidratos y azúcares (como es el caso de los plátanos), siguen siendo alimentos naturales y nutritivos.

A mí me encantan los plátanos, ¿y a ti qué fruta prohibida te gusta?

Como ya te he dicho antes, aquí lo que importa es el tipo de alimento que te llevas a la boca. De poco te va a servir un manojo de chocolatinas para correr una maratón, más allá de darte un chute inicial de energía por el subidón de azúcar. Sin embargo, si te tomas un plátano tendrás una recarga de energía asegurada, y tu cuerpo lo aprovechará mucho mejor.

Otro mito relacionado con las frutas es que no pueden comerse después de la comida porque de lo contrario te harán engordar. La realidad es que no hay ninguna base científica para afirmar esto, y es que el cuerpo agradece cualquier aporte de carbohidratos complejos por parte de las frutas, sin distinguir de cuándo ha entrado en el cuerpo. Por tanto, el orden no importa.

mitos sobre el trigo

Los carbohidratos son esenciales para vivir

No me malinterpretes, pero no te morirías si dejases de comer carbohidratos para siempre, y menos aún si esos carbohidratos fueran los malos (los simples).

Sin embargo, es cierto que el carbohidrato es un macronutriente muy importante, porque es capaz de transformarse en energía de forma muy eficiente. Cuando el cuerpo humano necesita moverse, suele dar preferencia a los carbohidratos por encima de todo, pero si se acaban luego busca esa misma energía en las grasas y las proteínas.

En caso de que algún día quieras eliminar por completo los carbohidratos de tu dieta, puedes hacerlo, pero por supuesto no esperes que tu cuerpo se lo tome bien, y ve con cuidado. Te recuerdo que cada cuerpo es un mundo, y no te voy a decir yo qué dieta debes o no seguir. De lo que estoy seguro es que no deberías nunca poner a tu cuerpo en modo desgaste sin consultarlo antes con un profesional.

Como has visto, dejar de consumir carbohidratos no necesariamente te hará bajar de peso, pero sí que lo hará dejar la comida basura y empezar a comer de forma más natural. Los carbohidratos complejos pueden ser muy buena opción como fuente de energía para tus días más duros, pero recuerda siempre comer de forma equilibrada, consumiendo solo lo que tu cuerpo te pide y lo que realmente necesitas.

Es increíble todos los mitos sobre los carbohidratos que circulan, ¿verdad?, ¡y estoy seguro de que hay muchos más! Recuerda todo lo que te expliqué en nuestro artículo de cómo comer sano y verás que comiendo cosas que te sienten mejor te sentirás de mejor humor y con más energía ¡Al final, hasta podrías empezar a hacer deporte!