Me siento muy cansada: 6 posibles razones y qué hacer

0
166
Me siento cansada

¿Te sientes cansada? ¿Parece que nada te haga recuperarte, ni siquiera una siesta? ¿Qué ocurre?

En primer lugar, ¡no te preocupes! Verás como encuentras la solución en este artículo. No tiene por qué significar que tengas depresión o alguna cosa rara en la cabeza.

Antes de visitar al neurólogo o al psicólogo, léete este artículo. Seguro que te viene bien y hasta encuentras la solución.

Dormir bien

Si te sientes cansada, la primer medida es intentar dormir bien

Hay mucha gente que a pesar de sentirse cansada, menosprecia el poder de dormir bien. El sueño es como un alimento para nuestro cerebro, ya que durante el sueño el cerebro repara conexiones y recapacita sobre todo lo aprendido durante el día.

Sin el sueño, el cerebro no rendiría como debe. Nos envejeceríamos mucho más rápido y nos costará recordar cosas importantes, por no mencionar que nos sería imposible mantenernos concentrados en algo.

Lo normal para un ser humano es dormir entre 7 y 9 horas diarias. Cualquier cosa que supere cualquier de los dos extremos será algo inadecuado para la salud de la mente.

¿Estás durmiendo menos o más de la cuenta?

Dormir de más es casi tan malo como dormir poco, ya que el cerebro se adormece y lo hace rendir menos durante el día. Podríamos decir que entra en “modo hibernación”.

Lo ideal para que estas cosas no pasen y tu sueño sea de mejor calidad es que siempre te vayas a dormir y te levantas a las mismas horas. Por muy desordenado que seas, en esto no puedes fallar. Si hace falta ponte una alarma y, sin excusas, ponte el pijama.

Hay aplicaciones muy recomendables para mejorar aún más tu sueño, que tienen en cuenta tus ciclos naturales como “Sleep as Android” en Android o “Pillow” en Apple.

Comer bien

Otros superalimentos: intenta incorporar alimentos saludables y una buena dieta.

¿Te sientes cansada? Tal vez no comes bien. Es esencial que para rendir bien tengas una buena alimentación. La comida que introduces en tu cuerpo debe ser de gran calidad y que cubra todas tus necesidades para el día.

¿Conoces el dicho de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un pobre”? ¡Es aplicable a la vida diaria! Si crees que vas a tener un día movidito, debes tener un desayuno potente, una comida suficiente y una cena ligera.

De esta forma, además, dormirás mejor (ya que cenar demasiado provoca problemas de sueño) y tendrás energía durante todo el día

Además, que comas comida natural y de calidad (no dulces y otros platos sin calorías de valor) marcará una gran diferencia. En el desayuno te recomiendo que añadas siempre, al menos, un huevo frito.

¡Y ni se te ocurra saltarte ninguna comida!

Por mucho que quieras adelgazar o trabajar a tope, nunca es buena idea saltarse las comidas. Acabarás rindiendo menos y cogiendo más peso en la siguiente comida.

Hidrátate

Hidratarse es sumamente importante para sentirse bien durante el día

¿Sigues cansada? Pues oye, tal vez con la comida debas acompañarte de un poquito de agua. O simplemente no te hidratas suficiente durante el día.

Esto es especialmente importante en las etapas de más calor del año. Nos deshidratamos con gran facilidad y algunos de los síntomas que lo demuestran son los dolores de cabeza o la fatiga.

Te recomendamos que bebas al menos una botella de agua al día. Mantén siempre cerca tuyo alguna fuente de líquido. De esta forma también desintoxicarás más rápido tu cuerpo de cualquier problema bacteriano.

¡Que no te preocupe beber demasiado, el agua no tiene calorías!

Haz ejercicio

Aunque no lo creas, hacer ejercicio es una de las mejores formas para combatir el cansancio

Dicen que para aclarar la mente no hay nada mejor que un paseo de 20 minutos en cualquier sitio. Y esto es cierto. De hecho, cuando te das un paseo todo tu cuerpo se reactiva y las vias neuronales se refrescan.

De esta manera, hacer ejercicio puede ser una gran forma de despertar la cabeza cuando parece que todo va de bajada. No permitas que un contratiempo te haga tener un mal día.

Te sorprenderá lo que puedes hacer con un ratito de “pausa” como ejercicio. Si vives cerca de la naturaleza no te quedan excusas para darte un paseo y disfrutar. Si vives en la ciudad o no quieres pasear, siempre puedes hacer un poco de ejercicio en el sitio siguiendo vídeos o clases online.

¡Con 20 minutos tendrás más que suficiente! ¡Luego, una ducha y a seguir! Te refrescará mucho las ideas, ya lo verás.

Ponte morenita

Toma mucho sol! además de verte divina, te sentirás mejor.

¡Que la luz del sol te de! La luz del sol tiene muchas vitaminas para nosotros que no podemos conseguir fácilmente en los alimentos.

Es lógico. Somos seres vivos que han crecido y evolucionado bajo la luz del sol. Es ahora que nos estamos encerrando en nuestras casas y luego nos preguntamos qué nos falta para estar bien.

Aprovecha las mejores horas de sol para dejar que este caliente tu piel en verano o invierno. Date un paseo durante esas horas y también te recomendamos que abras las persianas y dejes que anime tu hogar con sus rayos de luz. Verás como el sol puede darte mucha energía.

Fuera estrés

Meditar es una excelente forma de sacar el stress de nuestro cuerpo y mente.

¿Sigues cansada después de todo esto? ¿Tal vez tienes algún problema más detrás que te trae de cabeza? ¡No dejes que nada te afecte demasiado!

Es posible que detrás de tu cansancio haya una falta de motivación impulsada por un problema que crees que te supera. Pero… ¡eschúchame! NADA puede superarte, sobretodo si te organizas bien y te tomas las cosas con calma.

Si crees que el estrés se está apoderando de ti, haz una lista de las cosas que te preocupan y subdivídelas por tareas que debes hacer.

Sé consciente de que a veces nos exigimos demasiado a nosotros mismos y pedimos hacer cosas a las que no podemos llegar. Esto es un problema evidente en muchas personas y no debes preocuparte. Simplemente tienes que bajar tus expectativas y adaptarte.

Recuerda que en el famoso cuento es la tortuga la que gana la carrera, no la liebre. Haz una minitarea a la vez, haz que desaparezcan temporalmente todas las demás tareas de tu cabeza. Céntrate en sólo una y verás como el estrés desaparece poco a poco.

Verás como siguiendo estos consejos será imposible que no te llenes de energía para conseguir todos tus objetivos.

¿Sigues sintiéndote cansada a pesar de todo? En ese caso, tal vez sí que debas visitar a un médico, ahora te lo digo en serio.

Es posible que tengas alguna afección leve, pero no te preocupes: ¡seguro que encuentras la solución y no será tan grave como creías!

¡Ánimo y sigue luchando por tus sueños!