¿Quieres conocer la anorexia? En este artículo acataremos tu curiosidad sobre este trastorno de alimentación. Si crees que tú o algún familiar puede tener anorexia, te recomiendo que vayas a visitar al médico lo antes posible. Así, saldrás de dudas y te dará un tratamiento con cara y ojos.

Para responder a las preguntas que puedas tener sobre la anorexia, me centraré en usar como fuente lugares de referencia en medicina como Medline o Mayoclinic, ya que es un tema muy delicado. Dejaré caer también mis opiniones y reflexiones, pero es importante que nos centremos en la información.

¿Qué es la anorexia?

La anorexia, a veces referida como anorexia nerviosa o trastorno alimentario, es un trastorno alimenticio complejo y grave, caracterizado por una percepción distorsionada del cuerpo y un miedo irracional a ganar peso.

Las personas afectadas suelen tener un peso inferior al considerado saludable para su edad y estatura, y pueden tomar medidas extremas para perder más peso o evitar ganarlo. Esto puede incluir la restricción severa de la alimentación, ejercicio en exceso, o incluso el uso de métodos como el vómito forzado o la ingestión de laxantes.

La anorexia no solo se trata de la comida, sino que es una forma malsana de manejar los problemas emocionales y puede tener un control intenso sobre la vida de la persona afectada.

En mi caso, he tenido a un familiar con anorexia (que no tenía para nada ningún tipo de obesidad, ni de lejos) y el tabú alrededor del problema es casi absoluto. La verdad es que estoy seguro de que esa persona sufrió mucho y pasó por muchas cosas para recuperarse. Yo evito hablarle sobre su cuerpo e intento tratarlo con cuidado, pero no siempre es fácil saber cómo hablarle, la verdad.

¿Qué síntomas tiene la anorexia?

Los síntomas de la anorexia son muy variables y se manifiestan tanto a nivel físico como emocional. Algunos de los signos comunes incluyen:

Síntomas físicos

  • Pérdida excesiva de peso o falta de ganancia de peso durante el crecimiento.
  • Piel seca, amarillenta o manchada.
  • Cabello fino y quebradizo, o pérdida de cabello.
  • Fatiga e insomnio.
  • Mareos o desmayos.
  • Ritmo cardíaco irregular y presión arterial baja.
  • Sensibilidad extrema al frío.
  • Hinchazón en extremidades, erosión dental, o callosidades en los nudillos debido a la provocación de vómitos.

Síntomas emocionales y conductuales

  • Miedo intenso a aumentar de peso o engordar.
  • Negación de tener bajo peso o no admitir el peligro de la pérdida de peso.
  • Preocupación obsesiva por el peso y la figura del cuerpo.
  • Comportamientos alimenticios inusuales, como cortar la comida en pedazos pequeños o rechazar comer con otras personas.
  • Uso de píldoras para adelgazar, laxantes o diuréticos.

Yo suelo decir cosas como que mi cuerpo es mi templo, y eso significa también que no consumir nada de alimento puede ser extremadamente peligroso para tu salud y supervivencia.

Pero… ¿cómo es posible que alguien llegue a esto?

¿Por qué aparece la anorexia?

La anorexia es un trastorno que depende de muchos factores y no se puede atribuir a una única causa. Algunos de los factores que pueden contribuir incluyen:

  • Genética y hormonas: La predisposición genética y los factores hormonales pueden jugar un papel en el desarrollo de la anorexia.
  • Presiones sociales y culturales: La influencia de la sociedad y la cultura que glorifica cuerpos delgados puede ser un factor contribuyente.
  • Trastornos de ansiedad o imagen negativa de sí mismo: Tener un trastorno de ansiedad en la niñez o una baja autoestima pueden ser precursores del trastorno.
  • Perfeccionismo o enfoque excesivo en reglas: La necesidad de cumplir con estándares elevados o seguir reglas estrictas puede llevar a comportamientos anoréxicos.
  • Experiencias tempranas con la alimentación: Los problemas alimenticios durante la infancia pueden contribuir al desarrollo de la anorexia.

Como sospecharás, la anorexia es más común en mujeres, aunque también puede afectar a hombres.

A menudo comienza durante los años previos a la adolescencia o en la adolescencia temprana.

mujer haciendo yoga con el vientre levantado

¿Cómo puede afectar la anorexia a la persona?

La anorexia es mucho más que una simple preocupación por el peso y la dieta. Su impacto en la persona va más allá de lo físico y puede tener graves consecuencias tanto en cuanto a salud como en la calidad de vida.

Afectación física

Las complicaciones físicas de la anorexia pueden ser devastadoras. Puede llevar a serios problemas de salud, como:

  • Debilitamiento óseo: La falta de nutrientes esenciales puede reducir la densidad ósea, aumentando el riesgo de fracturas.
  • Problemas cardíacos: Los niveles bajos de potasio pueden provocar ritmos cardíacos peligrosos y disminución de la presión arterial.
  • Deshidratación y desnutrición: La falta grave de agua, proteínas, vitaminas y minerales puede llevar a la desnutrición y deshidratación, lo que agrava aún más la salud.
  • Convulsiones y problemas digestivos: La pérdida constante de líquidos debido a la diarrea o el vómito repetitivos puede causar convulsiones.
  • Problemas dentales: La erosión dental puede ser una consecuencia de los vómitos forzados.

Afectación emocional y mental

La anorexia no solo daña el cuerpo, sino que también tiene un gran impacto en la salud mental. Las personas que sufren de anorexia a menudo experimentan:

  • Depresión y ansiedad: Los trastornos del estado de ánimo son comunes y pueden intensificarse con la progresión de la enfermedad.
  • Aislamiento social: La obsesión con la comida y el peso puede llevar a un retiro de actividades sociales y familiares.
  • Dificultades en la vida diaria: La concentración excesiva en el peso y la alimentación puede interferir en el trabajo, la escuela y las relaciones personales.
  • Riesgo de suicidio: En casos graves, la desesperación y la depresión pueden llevar a pensamientos suicidas.

¿Qué se suele hacer para solucionar la anorexia?

Tratar la anorexia no es nada fácil, como imaginarás. Como situación que depende o nace a partir de muchos factores, requiere igualmente un enfoque abierto y multifacético. Vamos, que necesitará la ayuda de varios profesionales que lo ayuden, tanto a nivel físico como psicológico.

Además del apoyo de la familia y los seres queridos más cercanos, la persona pasará por tratamientos como estos:

Tratamiento médico y hospitalización

En algunos casos, puede ser necesaria la hospitalización, especialmente si hay una pérdida de peso significativa o complicaciones graves. La hospitalización puede incluir alimentación intravenosa o mediante una sonda de alimentación si la desnutrición es grave y potencialmente mortal.

Terapias psicológicas

El tratamiento psicológico es fundamental en la recuperación. Algunas terapias efectivas incluyen:

  • Terapia cognitivo-conductual individual: Ayuda a cambiar los pensamientos y comportamientos no saludables relacionados con la alimentación.
  • Terapia de grupo y familiar: Involucra a la familia como parte de la solución, y los grupos de apoyo pueden proporcionar una red de comprensión y aliento.

Medicación

En algunos casos, los medicamentos como antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores del estado de ánimo pueden ser útiles como parte de un tratamiento integral.

Apoyo nutricional

La orientación y apoyo de nutricionistas o dietistas es vital para restaurar los hábitos alimenticios saludables. El aumento gradual de peso y la reintroducción de una dieta equilibrada son partes esenciales del tratamiento.

Expectativas y manejo a largo plazo

La recuperación de la anorexia puede ser un proceso largo y arduo. Aunque los programas de tratamiento pueden ayudar a regresar a un peso normal, la recaída es común. La continua preferencia por un peso corporal bajo y la concentración en los alimentos y las calorías pueden requerir un tratamiento a largo plazo.

Conclusión

Lo cierto es que es frustrante cuando descubres que alguien cercano tiene anorexia, porque sabes que en el fondo ha estado sufriendo muchísimo en silencio, torturándose a sí mismo. Como enfermedad grave que es, es importante reaccionar lo más rápido posible al sospechar que esta persona tiene un problema de este tipo, antes de que se agrave.

Creo que, en este sentido, la educación es también un factor muy importante de prevención. Hay que enseñar a hombres y mujeres a quererse a sí mismos tal y como son, y a trabajar sobre todo en la autoestima. Al fin y al cabo, nuestra sociedad cada vez tiende más a la aceptación, como te demostré con mi artículo de modelos curvy. Recuérdalo la próxima vez que vayas a opinar sobre el cuerpo de alguien.