¿Cómo será la nueva normalidad?

0
18
la nueva normalidad

Aún hoy en día hay muchos países en los que el confinamiento sigue de una u otra forma. El miedo sigue acechando en las calles y todos estamos pendientes de qué decisiones tomarán nuestros respectivos gobiernos, pero ya hay personas que empiezan a pensar cómo repercutirá todo esto en nuestra sociedad, en nuestra forma de ser.

Descubre hoy cómo será la nueva normalidad, cómo cambiarán nuestras culturas a raíz de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Antes de empezar, quiero avisarte de que no tengo una bola de cristal ni nadie la tiene. Todo lo que comentaré aquí son conjeturas y teorías sobre cómo cambiará la sociedad, deducido a partir de cómo están cambiando las cosas ahora y los datos que tenemos de estadísticas, pero explicado de una forma amena. Con esto, quiero decir que no me voy a inventar nada, todo está en las estadísticas. Estas serán las tendencias más inmediatas de la nueva normalidad. Aunque no te preocupes, nada podrá con nosotros.

Personalmente, creo que es probable que volvamos a como estábamos antes, con algunos cambios. Pero, aunque cambiásemos radicalmente, hay que verlo como parte de nuestro crecimiento.

Buscaremos más ofertas

Está claro que la recesión económica que ha representado la crisis del coronavirus, con sus confinamientos y sus despidos. Mucha gente se ha quedado sin trabajo, o peor, sin empresa. Es obvio que muchas de estas empresas estaban al filo de la extinción, pero otras, como las dedicadas a la restauración, han necesitado un buen colchón para aguantar estos meses sin clientes.

Todos hemos visto cómo muchos bares han tenido que cerrar o traspasarse justo después de acabar el confinamiento (y eso en los países que ha acabado).

Esta falta de dinero nos llevará inexorablemente a la necesidad de controlar mejor nuestros gastos y buscar mejores ofertas. Buscaremos más precios redondos y promociones, lo que hará que las tiendas se tendrán que adaptar a estas necesidades para triunfar. Algún ejemplo de ello es la necesidad de crear artículos como el de alimentos nutritivos y económicos para tiempos de crisis.

A largo plazo, esto llevará a una mejoría de la economía, así que tenemos razones de sobra para mantenernos positivos.

Esto también nos llevará a un reflote de nuestro mercado laboral, que sin duda se verá beneficiado por un mejor control de nuestros gastos. Como tendremos más dinero que ahora, se contratará más y solo será cuestión de tiempo que lleguemos a donde estábamos o incluso que lo superemos.

Obviamente, es probable que volvamos a pasar una crisis igual, pero ya estaremos mejor preparados y, aunque me aburre la política, creo que podría ser útil para cambiar muchas cosas desde dentro para adaptar la sociedad a estas nuevas necesidades.

Importancia de la salud

Cuando pasas por una pandemia y la salud te falta, esta cobra mucha importancia.

¿Has oído hablar del dicho “mientras tengamos salud”? Esto es algo que dicen mucho las personas mayores, porque pasaron por momentos muy difíciles en salud que nosotros no y valoraban más que nosotros el bienestar y la salud.

Está visto que hay cosas que no valoramos hasta que sentimos que las perdemos, por eso mismo la salud cobrará mucha importancia. Ahora nos toca a nosotros ser esas personas mayores que tanto valoran lo que una vez les faltó. Muchas formas de pensar han cambiado y cambiarán por esta crisis.

Lo que nos lleva a que muchas personas han optado y seguirán optando por practicar más deporte, comer más sano y con más consciencia en los objetivos de vida. Hacer esto reforzará nuestro sistema inmunitario y nos hará un poco más fuertes ante posibles rebrotes, sean de COVID o de cualquier otra pandemia que se atreva a aparecer en el futuro.

Alzamiento del fastfood

Una de cal y otra de arena. Está claro que cuando el estrés te acecha recurrirás y caerás más a los placeres más comunes.

Ojo, esto no es una contradicción con lo anterior. Estamos hablando de un mayor consumo casual de snacks y otros alimentos que nos dan placer, algo importante para gestionar el estrés.

Durante el confinamiento se han comprado más alimentos-basura como me gusta decir a mí, ya que estos han ayudado a soportar mejor la ansiedad de no poder salir de casa. Lo mismo ha pasado y pasará con la comida preparada, que también ayudará a aquellos a los que se les da fatal la cocina (como a mí).

Al mismo tiempo, la culpabilidad por esto puede haber contribuido a comer de forma más sana, tal y como te he explicado anteriormente.

Más productos locales y proximidad

Cuando has tenido limitaciones para moverte de tu pueblo, no te queda otra que empezar a comprar en la tienda de tu barrio. Esto, conjuntamente con la posibilidad de cualquier rebrote, ha conllevado una más alta valoración de todos los negocios locales.

Al fin y al cabo, cualquier negocio que sigue en pie es gracias a sus compradores y si la pandemia vuelve a ocurrir queremos que vuelvan a estar para ayudarnos. Los productos de kilómetro 0 han ganado importancia, así como las personas que los llevan.

Muchas marcas se están adaptando a esta nueva normalidad de una forma u otra. Pronto veremos cambios en el marketing que se adaptan a todo esto. Pero esto también incluirá nuevas estrategias para adaptarse a la compra online, a los que los propios negocios locales deberán adaptarse para no quedarse atrás.

El descubrimiento de las compras online

Hay muchas personas que se han visto forzadas a tener que comprar por internet debido al confinamiento. Como es normal cuando casi no te puedes mover de casa, algo aún más importante en los grupos de edad más vulnerables.

Estas personas han descubierto el mundo de las tiendas por internet, aumentando considerablemente las compras online en todos los mercados y negocios.

Según parece, la pandemia no ha hecho otra cosa que acelerar la digitalización de muchos negocios que ya estaba en plena transformación. Lo que significa que este cambio será permanente y que cada vez compraremos más por internet.

¡Si estabas pensando en abrir un negocio online, ahora es el momento!

Mi opinión personal

Sinceramente, creo que los seres humanos somos una sociedad resiliente, que sale fortalecida de las grandes crisis. Ya hemos pasado por cosas mucho peores que esta.

Recuerda que después de la subida viene una bajada, y el ciclo se vuelve a repetir. Aquello de estar en la cresta de la ola es algo que se puede cumplir si ahora empezamos a coger carrerilla y nos animamos a luchar por nuestros sueños. Créeme, tendremos momentos mejores. No te quepa duda que saldremos ganando de esta, aunque nos cueste mucho sufrimiento.

Al final, todos recordaremos esta época como un momento de fortalecimiento y crecimiento, porque es lo que es. Ahora es el momento de ser fuertes. Esa, yo creo, es la nueva normalidad que nos espera.