¿Cómo mantener limpio tu hogar?

0
108
¿Cómo mantener limpio mi hogar?

5 Secretos de limpieza del hogar que debes implementar YA

“¿Porqué a veces cuesta tanto mantener limpio un hogar? ¿Cómo mantener limpio mi hogar?” Estas son preguntas que muchas personas se hacen a diario sobre limpieza.

Lo curioso del tema, es que quienes tienen problemas de este tipo son personas que no entienden realmente lo que implica. La limpieza no es cosa de un día, ni de dos…

…la limpieza es cuestión de hábitos

Por eso, hoy te traemos los 5 secretos o hábitos que convertirán tu casa en un lugar limpio y perfecto, donde vivir de forma plena y saludable. Verás que no cuesta nada una vez te acostumbras, y lo harás todo sin pensarlo. Sin más dilación, ¡empecemos!

Haz la cama nada más levantarte

Cuando te despiertes por la mañana, antes siquiera de que te vistas o vayas a desayunar, haz la cama. Sé que puede parecer una tontería, pero en los pequeños hábitos es donde empieza a surgir la magia.

Si me haces caso y haces la cama cada día, te será mucho más fácil implementar otros hábitos. Esto será debido a que tu cerebro ya estará acostumbrado a hacer una tarea diariamente. Lo estaremos “entrenando” con algo tan sencillo.

solo tardarás dos minutos en hacer la cama

Hacer la cama y dejarla lista crea una sensación de satisfacción nada más empezar el día, y eso es adictivo. Verás como cada vez lo haces más y más a menudo.

¿Cómo mantener limpio mi hogar?

Pon una lavadora al día

Puede no ser lo más ecológico del mundo, pero si sois bastantes personas viviendo en casa el hacer una lavadora al día puede ahorrarte muchos quebraderos de cabeza y mantendrás toda vuestra ropa limpia y lista. Al final, lo harás automáticamente y cada lavado tendrá muy poca ropa, lo que significa menos trabajo. Mucho mejor si tienes, además, una secadora o lavadora-secadora.

¡Hazlo bien pronto por la mañana para que no se te olvide!

Si en vuestra casa sois una o dos personas, entonces puedes dejar que pasen dos o tres días entre cada lavado, aunque la gracia es que se convierta en un hábito casi diario.

La rutina puede ser muy sencilla. Por ejemplo: te levantas por la mañana y haces la cama en dos minutos, luego te vistes, entras en la cocina para desayunar y mientras se calienta la cafetera pones la ropa a lavar. Si no tienes tiempo para recoger la ropa lavada, porque trabajas, siempre puedes optar por programártelo de otras formas.

¡Ya tienes dos cosas hechas, casi sin esfuerzo! ¿Ves lo fácil que puede llegar a ser?

¿Cómo mantener limpio mi hogar?

Haz una lista

Soy un adicto a las listas, y eso lo saben todos los que me conocen, pero es que tienen un poder especial en nosotros.

Una lista es ideal para cuando tenemos que ordenar nuestras ideas. Y es aún más importante cuando tienes una mente hiperactiva. Por lo que si quieres ser rápido y efectivo tienes que organizarte mediante listas.

Apunta en un papel o en formato digital todas las cosas que quieres hacer, luego ponles un número o ranking indicando la prioridad que tienen cada una para ti. Sé realista. Entonces, podrás decidir qué cosas debes hacer más a menudo y qué menos.

Todo dependerá de tus propias prioridades, y tendrás los resultados que realmente quieres y necesitas en cuanto a limpieza.

Ordena tus ideas para ordenar tu vida

mantener un hogar limpio

Céntrate en lo importante

Puede que sea tu caso: que cuando te pones a limpiar, sientes que todo está sucio y no puedes parar. Creo que deberías replantearte tu forma de ver la limpieza, si es así. Irónicamente es una de las causas por las que no nos ponemos a limpiar a menudo.

Si ves la tarea de limpiar como algo maratoniano o perfeccionista, será normal que te cueste animarte a mantener las cosas limpias

Aprovecha la lista que has hecho para centrarte en las cosas más importantes. Acepta que, lo que no es prioritario a veces quede sucio.

Todo aquello que usas a diario necesita un lavado más profundo que, por ejemplo, la esquina superior con la telaraña que hay en tu despacho ¡deja vivir tranquila a la pobre araña unas semanas!

El tiempo es limitado y lo más inteligente será que lo inviertas en algo que aporte valor a tu vida. Y, de todas formas, no siempre tiene que estar todo impecable. Probablemente te fijas en cosas que nadie verá.

Acepta que solamente necesitas un hogar suficientemente limpio para vivir con calidad

No inviertas tiempo de más y verás resultados óptimos.

enseñar a los peques a limpiar el hogar

Involucra a tu familia

Puedes aprovechar todo lo que has aprendido en este artículo para educar y estrechar lazos con tu familia más cercana, con aquellos que convives.

Es una buena idea repartir ciertas tareas con aquellas personas que las prefieran hacer, así no habrá tantas quejas y todos iréis más ligeros de trabajo. En mi casa, por ejemplo, yo soy el encargado de pasar la aspiradora por toda la casa, mientras que mi mujer limpia el baño.

aspirar manteniendo hogar limpio
Este soy yo, aspirando

Que desde pequeños los niños y niñas aprendan a cuidar de su hogar es muy importante, ya que les hará mucho más fácil mantener la limpieza del propio hogar cuando sean mayores, porque lo verán como algo normal y habitual.

Puedes empezar solamente con enseñarle a tus hijos a recoger todo lo que usan después de jugar, o directamente a que guarden su ropa en el armario cuando está limpia, mete los platos en el lavavajillas (si te atreves), etc.

¡La inversión en tiempo y paciencia valdrá la pena y toda la familia saldrá beneficiada!

Aplica estos sencillos consejos y te aseguro que mantendrás limpio tu hogar SIN DARTE CUENTA. Notarás un gran cambio en la calidad de vida que se respira en tu hogar ¡no te olvides de implicar a tu familia!

Tu hogar parecerá ahora una habitación de hotel, prepárate para este cambio en tu vida cuotidiana.