Desatascar la tubería del fregadero: El remedio infalible

0
213
desatascar tuberia fregadero

No sé si te ha pasado, pero cuando tienes un hogar es muy importante que sepas desatascar la tubería del fregadero. Con este artículo te ahorrarás problemas (y también un dineral en fontaneros, por qué no decirlo).

Por supuesto, la solución más obvia sería compra y aplica un producto desatascador, pero son muy corrosivos y nocivos para el medio ambiente. Es más, no es la única solución.

Lo mejor de todo es que la solución que te propondré hoy es casera, por lo que podrás realizarlo con cosas que normalmente están en cualquier casa, sin perder ni un céntimo en productos específicos.

desatascar tuberia fregadero

Tuberías atascadas: Solución

Para desatascar una tubería solo tienes que combinar bicarbonato con vinagre, ayudándote del agua caliente. Lo puedes hacer de la siguiente manera:

  1. Hierve un poco de agua hasta que llegue al punto de ebullición.
  2. Vierte tres cuartas partes del agua por el desagüe atascado (reserva un poco)
  3. Deja caer media taza de bicarbonato en el mismo desagüe
  4. Espera 10 minutos
  5. ¿Recuerdas el agua caliente de la ebullición que habías guardado? Ahora tienes que mezclarla con más o menos la misma cantidad de agua que de vinagre.
  6. Vierte esa mezcla por el desagüe
  7. Espera 10 minutos más
  8. Si ves que hace falta, repite el punto 1 para despegar los residuos que puedan quedar.
  9. En el caso de que la tubería no se desatasque, plantéate utilizar alguna herramienta como una ventosa o un cepillo para intervenir físicamente en el punto de atasco (sin hacerte daño ni romper nada).

Si, a pesar de seguir estos pasos al pie de la letra, no has conseguido desatascar la tubería… probablemente el problema sea más grave de lo que parece.

La mezcla de bicarbonato y vinagre provoca una reacción química que es muy corrosiva y que puede acabar con casi cualquier suciedad. Sin embargo, es posible que haya algo más que suciedad. Tal vez hay una pelota de algún material que no se puede disolver en algún lugar.

A veces pueden ser problemas con la construcción del propio sistema de tuberías. Al fin y al cabo, todos los sistemas pueden fallar en algún momento. Es entonces cuando te recomiendo llamar a un especialista para que encuentre el verdadero problema.

Cómo evitar que las tuberías se atasquen

Si quieres que tus tuberías no vuelvan a atascarse no hay nada mejor que la prevención. Ya lo dice el dicho: Vale más prevenir que curar.

Así que lo mejor que podrías hacer, para empezar, es aplicar este método de desatascado una vez por semana, justo cuando realicéis la limpieza general del hogar (algo que recomiendo). Si no tuvieras bicarbonato o vinagre a mano, al menos deja correr el agua hirviendo por tus tuberías para que limpien un poco.

desatascar tuberia fregadero

Productos que no debes tirar por el desagüe

También puedes ser previsor evitando echar por el desagüe algunos productos que sean más propensos a atascar las tuberías. Aquí tienes los peores:

Alimentos ricos en almidón

Cualquier alimento que se suela quedar pegado en la cacerola (por su contenido en almidón) tiene todos los números de quedarse pegado también en las paredes interiores de cualquier tubería. Mientras dejas de contar calorías y empiezas a comer sano de verdad, si puedes, evita tirar alimentos como el arroz, la pasta o la harina.

Posos de café

Hay personas que piensan que el poso del café ayuda a sacar las grasas en las tuberías, pero esto no es verdad. Evita toda costa desechar los restos del café por la tubería, ya que pueden provocar daños y también atascos.

Cáscaras de huevo

Tal y como ocurre con los productos ricos en almidón, las cáscaras de huevo tienen facilidad para encallarse y pegarse a las paredes de la tubería una vez se secan. Lo peor de esto es que sus restos tienden a endurecerse, por lo que cuanto más tiempo pase y más cáscaras de huevo deseches por la tubería más difícil será solucionar el problema.

Aceite de cocina

Muchas personas se piensan que el aceite, que es resbaladizo y suave, es un producto perfecto para ser tirado por el desagüe. Obviamente, tampoco es el caso.

El hecho es que cualquier producto graso en contacto con el agua tiende a solidificarse y adherirse a las paredes de la tubería.

Pintura

La pintura es otro componente que, al secarse, también se solidifica y es muy difícil de extraer de un desagüe. Evita toda costa echar este producto por tus tuberías, ya que además también es un componente muy contaminante para el medio ambiente.

Medicamentos

Precisamente por lo contaminantes que pueden llegar a ser, los medicamentos también deben tirarse a un punto de recolección en las farmacias, nunca en un fregadero.

Hebras del pelo

Siempre que te afeites o te peines y queden hebras de tu cabello o trocitos de tu pelo es mejor que los tires directamente a una basura. El pelo tiene una facilidad abrumadora para acumularse con el paso del tiempo en el fondo de los circuitos de tubería. Todo esto forma una bola difícil de extraer con productos caseros o químicos.

Lo mismo ocurre con otros productos tipo hilo como el hilo dental.

Todo esto va muy bien para desatascar y prevenir el problema en las tuberías, pero ¿qué puedes hacer después para mejorar aún más la calidad de tus tuberías?

Cómo hacer que tus tuberías huelan mejor

Si quieres rematar la faena de limpieza con un retoque de olor, el limón y la sal gorda son dos componentes que nunca te fallarán. Te explico el proceso:

  1. Mezcla media taza de sal con una taza entera de zumo de limón
  2. Tira la mezcla por el desagüe que huela mal
  3. Déjalo reposar 20 minutos
  4. Hierve agua hasta su punto de ebullición
  5. Vierte el agua por el desagüe

Verás que, además de ayudarte a acabar de deshacerte de los restos de la suciedad, tu tubería ahora tendrá incluso un buen olor. Por supuesto, si ves que tus tuberías siguen oliendo mal, será una señal de que sigue habiendo suciedad incrustada.

En todo caso, recuerda que todos estos consejos sobre cómo desatascar la tubería del fregadero se trata de aplicaciones a una situación general. En otras palabras, se puede hacer normalmente, pero no siempre. En los casos más graves es preferible no romperte la cabeza (ni arriesgarte a romper también tus tuberías) y llamar antes a un servicio técnico. Recuerda también nuestros lifehacks para el hogar si quieres seguir leyendo más trucos como estos.