4 claves para tener tu salón ordenado

0
30
salon ordenado

No sé si lo sabes, pero tener el salón ordenado es una de las cosas más importantes en un hogar. No hay nada más desastroso, a un nivel psicológico para ti (aunque también de cara a las visitas), que encontrarse todo el salón patas para arriba. Al fin y al cabo es lo primero que se ve nada más llegar a un hogar.

Si tienes críos aún te puedes salvar con la excusa de que lo dejan todo perdido, pero si te organizas bien tienes todos los números para hacerte la vida muuuucho más fácil.

Por internet encontrarás miles de truquitos, incluso listas con más de 50 tips, muchos de ellos disfrazados como una oferta de compra de muebles. Estoy harto de que siempre nos intenten vender cosas, como excusa para mejorar nuestra vida. ¡No necesitas muchas cosas de las que tienes, y mucho menos para tener un salón ordenado!

Para demostrarte que no tienes por qué dejarte dinero en esto, he decidido resumir lo más útil y reunir aquí la esencia de lo que puedes hacer de forma gratuita, para hacerte la vida más fácil. También he decidido desarrollarlas justo lo necesario para que las entiendas y apliques bien.

¡Aquí van las claves para que siempre tengas tu salón en orden!

salon ordenado

Minimalismo

Ah, minimalismo… un concepto que ha estado de moda durante varios años (al menos en América) y ahora mismo ya forma parte de nuestro acervo popular ¡Un día tengo que hacer un artículo sobre esto!

Para que nos entendamos, se basaría en reducir lo que tienes a aquello de más valor, de manera que conviertes tu entorno en algo más sencillo y simple. Más fácil de gestionar, en realidad.

Al final, conseguirás tener un cuarto más ordenado sin esfuerzo. También resulta mucho más sencillo de recoger y sobre todo de ver cualquier desorden para solucionarlo rápidamente.

Te comento cómo aplicarlo en la distribución y decoración de tu salón:

  • Más espacios vacíos: Asegúrate de mantener siempre espacios vacíos en tu salón. Tenemos la tendencia a tener miedo al vacío, miedo a los lugares sin cosas y la necesidad de llenarlos con jarrones o decoraciones. No lo hagas. Siempre es mejor que te sobre el espacio y así tus muebles respiren mejor. Al final, consigues que la sensación de orden sea mucho más fácil de conseguir.
  • Limita las cosas que tienes en tu salón: Tira lo que no necesites. Si lo haces, conseguirás priorizar por mucho aquello que realmente necesitas, y te asegurarás de no tener nada inútil ocupando espacio. Reduce cojines, sillas, muebles, mesas de centro… Verás que será mucho más relajante para ti, ¡menos cosas para limpiar!
  • Ten un cajón “desastre”: Algo que te puede ayudar a aplicar el minimalismo en tu salón es tener un lugar donde guardar todo aquello que no uses mucho o que no tenga mucha cabida. Si tienes, al menos, un cajón dedicado a este tipo de utensilios que de otra manera estarían disgregados por todo el salón (como mandos, pilas, enchufes, cables, etc.) lo tendrás muy fácil para ordenar mejor el salón de forma fácil y rápida.
salon en orden

Orden al recoger

A veces no tienes mucho tiempo para recoger el salón antes de que lleguen los invitados, y es normal preocuparte por los pequeños detalles. Al fin y al cabo, quieres que todo esté perfecto e intentas que no haya ni un pequeño desperfecto.

Este perfeccionismo, que entiendo muy bien, te puede distraer suficiente como para hacer que te saltes cosas esenciales, como ordenar los muebles que más se ven. Algunos ejemplos:

  • La mesa de centro
  • El mueble del televisor
  • La mesa de comedor (si hay)
  • El mueble-bar y derivados (donde seguro que pasaréis un rato)
  • Las partes más visibles del sofá

Si vas con tiempo escaso, deja para otro momento la limpieza del polvo que hay encima de los libros de tu mini-biblioteca, ¡te aseguro que pocos invitados se pondrán a trastear con tus libros!

En caso de que te ayude, quédate quieto un momento y observa tu salón con atención. Haz una lista con las cosas que quieres ordenar y prioriza aquello que se vean más. Ve recogiendo y haz primero lo más importante… cuando llegue la hora, al menos el salón estará mucho mejor que si te hubieras distraído con los libritos.

como ordenar tu salon

Controla bien las actividades

El salón está para relajarse, sí, pero ten en cuenta qué cosas llevas ahí o qué dejas que los demás traigan. Puedes empezar a ordenar siendo más previsor, más ordenado, evitándote un rato de recogida extra de antemano.

No es lo mismo sentarse en el sofá a ver alguna serie o película que hacerte palomitas un domingo por la tarde y dejar el suelo o el sofá perdido de restos y manchas. Vigila mucho qué ocurre con todo lo que usas en el salón y evítate así tener que recoger luego. Siguiendo con el ejemplo de las palomitas, siempre puedes asegurarte de comer sobre la mesa en vez de estirado en el sofá, dejando que los restos de palomitas caigan sobre la tela y se queden enganchadas o se caigan entre los cojines.

Esto también implica a los niños, que tanto les gusta jugar en diferentes lugares de la casa. Si van a hacerlo en el salón, al menos que lo hagan de forma controlada. Asegúrate de que recojan sus juguetes o que, al menos, se lleven poquitos (y no todo el baúl).

salon en orden

Programa el orden

En otros artículos ya te he contado los beneficios de ordenar tu casa y cómo hacerlo, paso por paso según el método Marie Kondo. Puedes ir haciendo tu vida y ordenar tu salón cuando veas que se te empieza a rebelar, cosa que pasará. Sin embargo, no es tu única opción.

La verdad es que no hay nada mejor que programar el orden. Acuerda contigo mismo uno o dos días cada semana en los que te arremangas y dedicas toda tu energía a recoger el salón. Si eres constante, se convertirán en un hábito fácil de repetir. Puede que tengas pensado dedicarle tan solo 10 minutos y tardes menos de 5 en solucionarlo, ¡te sorprenderá lo rápido que puede ser tener un salón mucho más ordenado!

Si encima tienes pocas cosas en tu salón, las tienes bien organizadas y has controlado cuánto se ha desordenado todo (sin llegar a la obsesión), será muy probable que tengas poquitas cosas para recoger y limpiar.

Será interesante que tengas en cuenta también otros principios algo más místicos pero igualmente divertidos y prácticos (a causa de su trasfondo cultural asiático, tan interesante y exótico para muchos). Te estoy hablando de los principios del feng shui.

¡Tienes razones y guías de sobra para ordenar tu salón como Dios manda!

Como ves, tener un salón ordenado no es cuestión de comprar más muebles, sino menos. No es cuestión de hacer reformas en tu salón, sino escoger de forma más inteligente qué vas a usar cada día y cómo. Sigue estos consejos y no tendrás que volver a seguir guías con cientos de tips sobre el tema, incluso en otros rincones de tu casa.