¿Pueden los perros tomar vitaminas?

0
157
vitaminas para perros

Una pregunta que me hecho bastantes veces cuando he estado investigando para algunos de mis libros sobre animales es si los perros pueden tomar vitaminas, y de hacerlo, cuáles son las que deberíamos darles, por qué y cómo.

Conociendo el delicado mundo de la alimentación sintética para mascotas, sé que esto es un verdadero fangal en el que meterse, pero dado que ya he tenido la oportunidad de investigar bien sobre el tema déjame que hoy te revele algunos datos interesantes.

El uso de vitaminas en la alimentación

Hasta hace poco no era de esas personas que apuesten por la suplementación en la alimentación. Soy muy naturista con estas cosas, como seguramente ya sabrás por los artículos que he escrito sobre alimentación sana, pero obviamente tampoco soy un nutricionista, y me tengo que basar en información que transmiten los expertos (no mi propia formación o experiencia).

Sin embargo, últimamente he tenido clientes en mi trabajo como redactor freelance que me han pedido artículos sobre nutrición y suplementación, tanto en humanos como sí, también en mascotas. Esto me ha obligado a empaparme sobre el tema y, a pesar de no ser nutricionista, he empezado a tener nociones. Me va genial para uno de los libros que tengo en proceso, sobre alimentación canina, y creo que estaría divertido transmitírtelo hoy en este artículo.

La realidad es que las vitaminas pueden ser una auténtica maravilla. Si las tomas con conocimiento, sabiendo lo que haces y no a lo loco, pueden darte resultados muy positivos. Al fin y al cabo, muchos de nosotros, seamos o no humanos, tenemos una carencia crónica de ciertas vitaminas, bien porque no nos alimentamos de forma equilibrada (algo difícil) o bien porque nuestro cuerpo no asimila bien algunos alimentos (intolerancias, insuficiencias, etc.).

perros tomar vitaminas

Mi ejemplo de uso de vitaminas

Con lo que he aprendido podría escribirte casi una tesis doctoral, pero intentaré ser conciso.

Yo mismo he empezado a probar los suplementos en mi cuerpo, y entre otras cosas he tenido en cuenta cuáles son liposolubles o hidrosolubles. Esencialmente, los hidrosolubles son capaces de disolverse en agua y son los que puedes tomar sin tanto miedo a acumular en tu cuerpo (ya que salen con la orina).

En mayor parte, según los expertos en nutrición, estas son las vitaminas del complejo B. Vitaminas que, por cierto, me han ido muy bien para llegar a unos niveles de productividad que jamás hubiera soñado. También he visto que los efectos máximos de las vitaminas empiezan a aparecer a las dos semanas, seguramente por acumulación.

Por tanto, sí, la suplementación es una opción, pero no es para tomarse pastillas a lo loco

El único pero de la suplementación es que no es para siempre. Al cuerpo (y su naturaleza) no le va bien cronificar el uso de vitaminas. A largo plazo le afecta negativamente y puede haber toda clase de problemas.

Por eso mismo, a pesar de que el exceso de vitaminas sale con el resto del agua del cuerpo, intento evitar tomar vitaminas durante más de dos meses seguidos y si puedo dejo pasar como mínimo un mes entre dosis.

Si puedo prescindir de ellas durante el resto del año, mucho mejor, así que las intento usar solamente en momentos puntuales, aunque obviamente de forma seguida para disfrutar de sus efectos en su pleno esplendor (durante un mes).

Antes de meterte en este mundo siempre es mejor consultar a un médico o nutricionista, a poder ser especializado en suplementación. Tal vez te hagan falta, o no, esas vitaminas que estás pensando en tomarte. Al fin y al cabo, son una ayuda temporal que solo tendrá efecto si tu cuerpo lo necesita.

perros tomar vitaminas

Vitaminas para perros, ¿sí o no?

Como conclusión, y contrastando con lo que he visto sobre otras especies aparte de la humana… la realidad es que sí, los perros pueden tomar vitaminas. Al fin y al cabo ya comen nuestros restos casi a diario y comparten muchas de nuestras costumbres. Son seres vivos con un sistema biológico y digestivo igual que nosotros. No son exactamente iguales, eso sí (por ejemplo, su estómago es mucho más ácido y grande, y no asimilan tan bien las verduras) pero se ha visto que pueden aprovechar las vitaminas igual que el ser humano.

Esto no quiere decir que ahora todos tengamos que alimentar a nuestros perros como locos con pastillas, ojo. El perro es precisamente alguien que no puede expresar muchos de los síntomas que padece después de tomar un exceso de vitaminas (sí, eso también puede ocurrir), y la única consecuencia que puede haber con el descontrol al final son problemas graves de sobre-acumulación, ya sean de tipo renal o de cualquier otra índole.

Por tanto, ante la duda siempre es mejor dar menor cantidad de vitaminas y pecar de precavidos. También, antes de seguir leyendo para tomar cualquier decisión sobre nutrientes creados artificialmente que vas a meter en el cuerpo de tu mascota, prefiero que te dejes asesorar por un veterinario nutricionista.

vitaminas para perros

¿Qué vitaminas son mejores para perros y por qué?

Dicho todo esto, creo que ya podemos entrar en materia sobre cuáles son las mejores vitaminas que puede dársele a un perro. De nuevo, si es que realmente las necesita. Te comento cada una y algunas de sus posibles ventajas, así como alimentos naturales en los que puedes encontrarlas. Obviamente, nos dejaremos muchas cosas en el tintero, porque cada vitamina es un mundo, pero te servirá para hacerte a una idea.

Obviamente, cualquier aporte de vitaminas deberá darse de forma casual, como máximo 3 veces a la semana (en el caso del huevo) y en pequeñas cantidades. Nunca hay que convertirlo en la alimentación principal diaria. A excepción, claro, de que te lo recomiende un especialista (de ahí la necesidad de consultar).

Vitamina A

La vitamina A es fundamental durante el crecimiento del perro, por lo que algunos nutricionistas podrían recomendarlo para dárselo a los cachorros que tienen problemas de desarrollo.

También ayuda ante problemas de vista, piel y pelo.

Se encuentra biodisponible (de forma natural) en los siguientes alimentos:

  • Hígado
  • Huevos
  • Queso, sobre todo el de oveja
  • Calabaza

Vitamina B

Cuando hablamos de vitaminas B, nos referimos a todo un complejo entero. Hay desde la vitamina B1; con un alto poder antioxidante, hasta la B12; presente en la carne y muy necesaria para personas con dieta vegana. Son mis favoritas, no sé si se nota.

Las vitaminas B son esenciales para reforzar el sistema inmunitario y por experiencia propia sé que también aportan un plus de energía gracias a un aumento de la capacidad de absorber nutrientes. Sin embargo, también salen beneficiados el aspecto de la piel, el pelo y la salud en general.

En problemas de afecciones nerviosas, la vitamina B puede ayudar. De hecho, se dice que en algunos casos ayuda con problemas de ansiedad o depresión.

Se encuentra biodisponible en los siguientes alimentos:

  • Pescados como el salmón o las sardinas (sobre todo B6 y B12)
  • Carnes, por supuesto
  • Huevos (B12)
  • Miel
  • Patatas dulces

Vitamina C

La vitamina C es esencial para el desarrollo y curación de huesos, así como también ayuda a mantener en forma al sistema inmunitario.

Se encuentra biodisponible en los siguientes alimentos:

  • Miel
  • Patatas dulces
  • Judías verdes

Vitamina D

La vitamina D también ayuda ante problemas en los huesos, como puede ser la artrosis. También ayuda a asimilar mejor los nutrientes y es un regulador del estado del ánimo muy poderoso. Nosotros la obtenemos directamente de la luz del sol, a través de la piel.

Se encuentra biodisponible sobre todo en los siguientes alimentos:

  • La luz del sol (la absorben durante los paseos)
  • Huevos

Vitamina E

Cuando un perro se hace mayor, la vitamina E puede ayudarle con su gran poder antioxidante, cosa que ayuda a proteger los órganos internos del envejecimiento.

Se encuentra biodisponible en gran cantidad de verduras, así como en aceites (girasol, oliva, soja o maíz).

Vitamina K

Para perros con problemas de circulación, la vitamina K puede ser muy importante.

Se encuentra biodisponible en la mayoría de hortalizas.

Usa este conocimiento con cautela, ya que recuerda que las vitaminas para perros son una opción, pero siempre es mejor dejarte asesorar por un experto que no dejarte guiar por lo que internet te diga. Recuerda que puedes cometer excesos si no controlas bien su ingestión, así que hazlo bajo tu responsabilidad.