Cómo preparar una cena romántica inolvidable

0
211
pareja de mexicanos cenando en casa

¿Alguna vez has tenido ganas de montarte la cena más romántica del siglo? Cuando estás enamorado, es lo que suele pasar, y entiendo perfectamente cómo te sientes.

Al fin y al cabo, nadie nos enseña a montar eventos de este tipo de la nada, seguramente porque los pocos referentes que tenemos son de películas y series, y ahí siempre sale todo perfecto sin apenas esfuerzo.

Se ven unos pocos planos de alguien preparando una receta, encendiendo las velas, poniendo bien las sillas y LISTO. Así no es la vida real, no es tan fácil como eso, al menos no si quieres hacerlo bien. Por todo eso, te felicito por llegar a este artículo.

Aquí te explicaré todo lo que necesitas saber para que puedas montarte tu propia cena romántica en casa. Todo eso, sin perder nunca la originalidad que hace única vuestra relación. Toma nota.

Apuesta por lo original

Primero de todo y más importante, quiero que te mentalices en que no queremos reproducir la típica escena. No eres escenógrafo ni nada parecido, sino que estás buscando crear una buena experiencia y tiempo de calidad para ti y tu pareja.

Más que buscar tener el momento que culminará vuestra relación, déjate de perfeccionismos y busca algo que vaya a ser curioso y agradable para ambos. Busca cosas que ambos tengáis en común y a partir de ahí (supondré que estamos hablando de una cena romántica para una pareja que ya lleva tiempo saliendo, no para alguien que se acaba de conocer en alguna app de citas).

Salte de la norma, y entonces sí que será una experiencia inolvidable

Como te digo, procura no tirar del tópico de la mesa con velitas y cubertería elegante. Aquí tenemos que sorprender, y aunque habrá cosas indispensables, es necesario que demuestres que te has esforzado un mínimo.

Todas las parejas tienen una historia detrás, y símbolos que los hacen sentirse más unidos. Por ejemplo, yo y mi mujer tenemos las amapolas como símbolo porque me declaré cuando estábamos sentados en un campo de amapolas. Seguro que tenéis algo similar, como las rosas, claveles o los muñecos de peluche. Asegúrate de decorar bien el lugar con estos elementos.

Por supuesto, no te digo que no puedas tirar de clásicos y esparcir algunos pétalos por el suelo o la mesa. A veces, lo más simple es lo que mejor funciona (y tu pareja se dará cuenta de tu intención romántica).

¿En casa?

Algo que se preguntan también muchas personas es si la cena debería ser en casa o en un restaurante de lujo. Verás, piensa en qué estás buscando con esa cena, ¿realmente os los vais a pasar tan bien en un restaurante y os vais a relajar tanto? Recuerda que esta es una cena que quieres preparar tú (al menos, eso sería más romántico) y en casa se está como en ningún otro lugar.

Sin embargo, las normas están para romperlas. ¿Quién te ha dicho que las cenas románticas no puedan ocurrir al lado de una hoguera en medio de la montaña o por la noche frente al mar? Piensa en vuestros gustos y proponlo, seguro que le hace gracia.

pareja cenando de forma romantica en la playa

El mejor momento para sorprender con esta cena romántica

Si tienes claro dónde quieres hacer vuestra cena romántica, ahora viene el plato fuerte, y es que muchas personas pecan de volverse bastante previsibles cuando se trata de estas cosas.

A menudo, la idea de celebrar una cena romántica puede venir porque se acerca San Valentín o alguna festividad que os haga pensar en el amor mutuo. Y, ojo, no digo que no esté bien hacer alguna cenita a la luz de las velas los días en los que recordáis cuánto os queréis.

Sin embargo, también está muy bien la posibilidad de sorprender a tu pareja un día cualquiera. Tómatelo como un regalo para animar a esa persona tan especial.

Usa afrodisíacos

Buscando más ideas para cenas románticas por internet, me doy cuenta de que el 90% son todo recetas y más recetas. ¿Para qué obsesionarse tanto con la comida, acaso es tan importante? Por supuesto que no. No hace falta complicarse tanto la vida, mira:

Lo que sí te digo es que podrías intentar utilizar ingredientes o añadidos que tengan un efecto afrodisíaco (estimulan el apetito sexual), cosa que podría facilitar algo de diversión después de la cena:

  • Fresas
  • Chocolate
  • Plátanos
  • Aguacates
  • Ostras
  • Espárragos
  • Sandía
  • Edamame

La música perfecta

¿Cómo serán los silencios cuando os quedéis callados? ¿Qué tienes pensado preparar para que tu pareja entre en ese estado de bienestar que tanto quieres?

Por supuesto, la música es una herramienta perfecta para mejorar cualquier velada, y aquí no te puede faltar.

Como sé que los gustos musicales pueden ser muy variados, te diré que lo que mejor funcionará es precisamente un tipo de música que sea tranquila y calmada, que os lleve a estar relajados, pero no tanto como para dormiros. Personalmente, a mí me encanta el jazz de fondo para las cenas románticas (para otras cosas, no suelo escucharlo), pero hay quien prefiere rock and roll flojito y de fondo. Cada uno, sus gustos, ya te digo.

Además, la mayoría de parejas tienen su canción, o canciones que les recuerden momentos bonitos de su noviazgo…

De todas maneras, tanto si quieres hacerte una idea de cómo debería de ser y oírse tu música para la cena romántica perfecta como si no se te ocurre nada, aquí te dejo algunos vídeos de YouTube:

¡Deja el móvil!

Una última cosa que quiero añadir, y que es necesaria: Deja el móvil.

De verdad, ahora es el momento para estar con tu pareja. Olvídate del móvil y aún más de las redes sociales. A nadie le interesa saber que estáis teniendo un momento íntimo. De hecho, ese momento es solo para vosotros, no para compartirlo y exponerlo como si fuera una atracción de feria.

Ahora, tu pareja lo que más desea en el mundo (y merece) es toda tu atención, así que hazte el favor y deja tu adicción al móvil por una noche. Conecta de nuevo con tu pareja, tened una conversación de verdad, miraos a los ojos, tocaos las manos, bailad y disfrutad el uno del otro. Ya me lo agradecerás.

Espero que te salga la mejor cena romántica de la historia, ¡y que os lo paséis en grande, que para eso es!