Xokas: El gallego con más personalidad de Twitch

0
10
El Xokas en un directo de Twitch

Hay veces que no sabes muy bien por qué algunas cosas tienen éxito, y una de las últimas sorpresas en streamers me ha dejado con muy buen sabor de boca. Te presento a Xokas, un streamer de Twitch que no deja indiferente a nadie (para bien y para mal) y que de vez en cuando levanta mucho revuelo.

¿Quién es “el Xokas”?

Elxokas (que es su nombre oficial en Twitch), es el streamer del videojuego World of Warcraft más seguido en toda España, además de uno de los más relevantes en Europa.

Su nombre real es Joaquín Domínguez y nació en Lugo, Galicia. Su nombre de streamer se debe al apodo que le pusieron en su aldea, es decir, que siempre lo han llamado así (algo que le suma autenticidad).

Como gallego que es, representa muy bien la clásica imagen que se tiene en España de que los gallegos son chulescos pero también gente muy trabajadora y hospitalaria (pero uno de sus saludos característicos consiste en amenazarte con pegarte, aunque en broma). Su filosofía habitual es de ser un streamer enfocado en un público más adulto que el de sus compañeros, como si fuera un colega al que quieres visitar de vez en cuando y con el que decir algunas barbaridades (casi palabras textuales suyas).

La personalidad del Xokas es lo que más llama la atención sobre él, ya que se trata de una persona muy carismática, con un gran don para la palabra y un aguante que pocos streamers tienen en el canal, además de un muy buen sentido del humor (a veces más ácido, a veces más amigable). Eso seguro: se esfuerza constantemente por dar el mejor contenido posible y es de los streamers que más han creído en sí mismos desde un primer momento, hasta convertirse en, para muchos, un personaje chulesco y fanfarrón, aunque yo no opine que sea así porque realmente es bueno en lo que hace.

El despegue del gallego

Todo tiene sus comienzos, y tal vez la historia del Xokas pueda inspirarte a tomar un camino parecido. Yo creo que vale la pena conocer su historia, aunque sea por encima.

Según ha afirmado él en varias ocasiones, empezó por alrededor del 2017-2018 a hacer vídeos jugando en YouTube y se fue especializando en jugar a World of Warcraft. Su primer crecimiento en popularidad surgió a raíz de la salida de World of Warcraft Classic, una versión del famoso juego que ha conseguido transmitir el estado del juego original antes de que algunas expansiones lo cambiaran para siempre (una verdadera genialidad de Blizzard, la verdad).

Tras estar un tiempo haciendo streaming y apenas ganando suficiente para vivir, Xokas dejó su trabajo actual, que consistía nada más y nada menos que ser editor en el Real Madrid. Su sueño en aquel entonces (y su objetivo) era ser el mejor streamer de España, y al principio costó mucho, pero con constancia y mucho esfuerzo lo consiguió (de hecho, ya ha estado como streamer top 1 en España).

Su primer debut más grande, tras el cual no ha vuelto a bajar mucho en suscriptores, fue en enero de 2022, en una serie que se hizo entre varios streamers llamada Squid Games, en el que tuvo más de 1,2 millones de visitas, en una serie en el juego Minecraft protagonizada por todos los personajes como los mismísimos AuronPlay o Ibai Llanos que imita la famosa serie de Netflix (y que en aquel entonces era un bombazo). También ayudó que fuera escogido como el streamer revelación del año en los premios ESLAND no hacía mucho.

El Xokas hoy en día

Hoy en día, se puede ver constantemente al Xokas en directo. De hecho, mientras escribo esto estoy viendo cómo juega al World of Warcraft Classic en un streaming que lleva más de 4 horas. No exagero si te digo que algunos de sus streamings han llegado a durar más de 10 horas, así que contenido hay por un tubo.

Además de videojuegos, el Xokas también se caracteriza por tener el don de la palabra y así lo demuestra haciendo streamings que casi podría decirse que son pódcast (los mismos seguidores afirman que se guardan vídeos suyos para escucharlo de fondo, lo mismo que harías con un programa de este tipo).

A menudo saca temas peliagudos y habla abiertamente sobre su opinión, que a menudo está bien fundamentada (de lo contrario, dudo que se pusiera a hablar. El Xokas no parece la típica persona que dice lo primero que se le pasa por la cabeza). Un buen ejemplo es el vídeo con el que yo lo descubrí, en el que hablaba sobre una reforma del sistema de autónomos en España (que es un verdadero despropósito, y por cierto, aunque con algún cambio, se ha aprobado). A mi gusto, es una charla brillante:

Todo este esfuerzo, estas horas y esta constancia que tiene puede haberlo llevado más de una vez a tener graves problemas de depresión y ansiedad, pero Xokas afirma que esto es algo en lo que ya está trabajando con un terapeuta. De hecho, se nota cómo ahora se toma la vida mucho mejor, con más distancia y descansando de vez en cuando, como debe ser.

Controversias del Xokas

Como adelantaba al principio, el Xokas ha tenido unos cuantos rifirrafes con varias comunidades, sobre todo con las más tóxicas como las de la red social Twitter (red social que yo no toco ya ni con un palo). Concretamente, con las que más roces ha tenido ha sido con las más radicales y que han sacado vídeos suyos de contexto.

A veces, el Xokas ha reconocido que se equivocaba en algunas cosas, pero a menudo es cierto que él era quien llevaba la razón. La única vez que ha tenido una pifiada bastante grande, pero que reconoció públicamente (y eso lo hace ser un gran profesional) es una vez que lo pillaron usando varias cuentas en Twitter para responder a algunos seguidores que le dejaban mensajes tóxicos.

¿Qué harías tú si tuvieras un perfil público y sintieras que no puedes contestar abiertamente una crítica injusta contra ti? Yo creo que, con toda la presión, hubiera acabado haciendo lo mismo. A falta de tener suficiente apoyo, el gallego acabó creándose varias cuentas en Twitter para defenderse de los ataques, que no dejaban de ser constantes. Sinceramente, con todo el acoso que habrá recibido por todas las chorradas de las que lo han acusado, no me extraña.

Como sea, después de reconocer que tenía un problema, eliminó sus cuentas y empezó a ir a terapia para intentar solucionar el problema de raíz. Personalmente, creo que el problema está en las comunidades que se han formado en las redes sociales y a las que por desgracia Xokas les ha dedicado atención (¿Tal vez con la intención de viralizarse, a raíz de su ambición?).

Poco a poco la cosa se va calmando, y ahora mismo ya lleva una época sin tener tantos problemas, ya que está más enfocado en su bienestar y disfrute, y espero que siga así.

Con todo lo que acabo de explicarte y has visto sobre el Xokas en este artículo ya eres libre de escoger si quieres o no ser su seguidor. Personalmente, te lo recomiendo, porque te sentirás como en casa si te va el colegueo, el cachondeo y de vez en cuando algún debate interesante.